Su nombre oficial en Andalucía es Licencia de caza y pesca continental. Es el documento que requieres para poder ejercer la práctica de esta actividad en toda la región. También es obligatoria si posees rehalas para caza o embarcaciones de pesca. En estos casos deberás obtener la licencia como medio auxiliar de caza o pesca.

En definitiva, deberán tramitar esta identificación, todas las personas que practiquen o deseen practicar la caza o la pesca continental; y que al mismo tiempo reúnan las condiciones para hacerlo. El órgano donde realizar este trámite son las Delegaciones Territoriales de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, de cualquier localidad.

¿Quién puede solicitar una licencia de caza?

Todas las personas que reúnan las condiciones legales para realizar la solicitud, están habilitadas para hacerlo. Estos son los requisitos que debes reunir:

  1. Realizar una prueba de aptitud psicofísica. Es decir, obtener un certificado de reconocimiento médico apto. Para realizarlo debes acudir a un centro de reconocimiento homologado por la administración pública. La prueba es similar a la que se efectúa para la obtención del carnet de conducir.
  1. Aprobar el examen teórico. Convocado para tal efecto por la Consejería.
  1. Realizar y aprobar un curso relacionado con esta actividad. Por ejemplo, el Curso del cazador y del pescador, aprobado por la Junta de Andalucía.
Requisitos para la licencia de caza

Si te encuentras habilitado, según el punto anterior, para iniciar el trámite, estos son los requisitos que deberás reunir para realizarlo: 

  1. Estar inscrito en el Registro Andaluz de Caza y Pesca Continental de Andalucía. Es decir, estar en posesión de un NIR, Número de Inscripción Registral.
  1. Tarjeta acreditativa como cazador o pescador. Expedida por la Consejería, una vez que se está en posesión del NIR (punto 1).
  1. No estar inhabilitado como cazador o pescador, por alguna resolución administrativa o sentencia judicial firme.
  1. Poseer un seguro obligatorio de responsabilidad civil para el cazador o el pescador.
  1. Abonar las tasas estipuladas para este trámite. Estas pueden variar según el tipo de licencia y actividad. Están exentos de abonarlas, las personas mayores de 65 años. Consulta la tasa que te corresponde aquí  
  1. Rellenar la solicitud correspondiente (modelo 046).

Es imprescindible que cumplas con todos los requerimientos legales, antes de iniciar este ejercicio. Evitará posibles multas, sanciones o inhabilitaciones y te protegerá ante los riesgos naturales de esta práctica.

Es importante para las instituciones, conocer a cada una de las personas que realizan actividades de caza y pesca, para llevar a cabo una mejor legislación y regulación en esta materia, y optimizar las condiciones y recursos de todos los que practiquen estas actividades.

 

Artículos relacionados:

El certificado de aptitudes psicofísicas para armas
¿Qué razas se consideran perros potencialmente peligrosos?
Animales potencialmente peligrosos, lista completa
(Visited 1 times, 18 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *